Skip to main content

La señalización luminiscente es aquella que permite almacenar energía lumínica y luego emitirla en condiciones de oscuridad. Contiene pigmento fotoluminiscente que absorbe la energía lumínica y la almacena en su componente interno. Las señales luminiscentes son esenciales para la seguridad en situaciones de emergencia, proporcionando orientación clara para una mejor seguridad del usuario.

Imagen que contiene Icono

Descripción generada automáticamente

Normativa que regula la señalización luminiscente

El RD 487/1997 regula la señalización de seguridad y salud en el trabajo, incluyendo las señales luminiscentes. Estas señales tienen como función informar sobre la situación de los equipos de protección contra incendios, aunque falle el alumbrado normal. 

Deben cumplir con la normativa UNE 23035, la cual establece cuatro criterios: 

  1. UNE 23035/1: Medidas y Calificación
  2. UNE 23035/2: Medida de productos en el lugar de utilización
  3. UNE 23035/3: Señalizaciones / balizamiento luminiscentes
  4. UNE 23035/4  Condiciones Generales / Mediciones y clasificación

Tipos de Señalización Luminiscente

En señales de seguridad, se distinguen dos tipos principales:

  • Fondo rojo + luminiscente: Equipos de protección contra incendios.
  • Fondo verde + luminiscente: Señales de salvamento y vías de evacuación.

Según la normativa, existen dos categorías de luminiscencia:

Luminiscencia de Categoría A

Este tipo de señales tendrán una luminiscencia alta y se emplearán preferentemente en lugares de alta concentración pública o máxima concurrencia, especialmente bajo iluminación artificial. Los sistemas de señalización de categoría A serán obligatorios en los centros dónde se desarrollen las actividades descritas en el Anexo I de la Norma Básica de Autoprotección, tales como:

  • Espacios cerrados con capacidad o aforo igual o superior a 2000 personas, o con una altura de evacuación igual o superior a 28 m. 
  • Instalaciones cerradas, desmontables o de temporada con capacidad igual o superior a 2500 personas. 
  • Espacios al aire libre, en general, aquellos con una capacidad de aforo igual o superior a 20.000 personas.

En estos casos, según la normativa, los valores lumínicos mínimos tienen que ser de 210 mcd/m². 

Luminiscencia de Categoría B

Estas señales presentarán una luminiscencia menor que las de categoría A y se podrán emplear para el resto de usos. En este caso, según la normativa, los valores lumínicos tendrán que ser de al menos 40 mcd/m².

Imagen que contiene Tabla

Descripción generada automáticamente

Las señales Artser son fabricadas en PVC o Aluminio, siempre con materiales de alta calidad y valores lumínicos que superan los requerimientos establecidos por la normativa. Además, los tiempos de atenuación, período transcurrido desde que finaliza la estimulación hasta que la luminancia se reduce a 0,3 mcd/m², siempre son superiores a los 10 y 60 minutos, como se puede observar en la tabla.

¿Cómo deben estar identificadas las señales luminiscentes?

La señalización luminiscente, según los apartados 1 y 4 de la normativa UNE 23035, debe estar identificada de manera clara y duradera con los siguientes datos:

  1. Denominación del producto
  2. Clasificación y calificación
  3. Nombre del Fabricante
  4. Mes y año de fabricación
  5. Luminancia a los 10 y 60 minutos
  6. Tiempo de atenuación
  7. Color durante la estimulación
  8. Color de la atenuación
  9.  Nombre de la Norma UNE
Texto

Descripción generada automáticamente

Vida útil, instalación y mantenimiento de las señales luminiscentes

La vida útil de las señales será la que establezca el fabricante, y en caso de no establecerse, se considerará 10 años a partir de la fecha de fabricación.

Los criterios relativos a la instalación, alineación de las señales y sistemas de fijación deben garantizar su visibilidad y claridad, sin obstruir los equipos que deben señalizar. Como regla general, deben colocarse, siempre que sea posible, verticalmente encima de los equipos contra incendios y las salidas de emergencia, o en su defecto, lo más cerca posible de ellos para evitar confusiones sobre su ubicación. Para fijar las señales, siempre debe hacerse sobre una superficie limpia, utilizando diferentes tipos de soportes como paredes o suelos.  Se recomienda utilizar cinta adhesiva de doble cara, silicona neutra o tornillería.

El mantenimiento de la señalización luminiscente se lleva a cabo mediante una comprobación visual de su existencia, correcta ubicación y buen estado en cuanto a limpieza, legibilidad e iluminación en la oscuridad. Se tendrá que hacer también una verificación de los elementos de sujeción (anclajes, tornillería, adhesivos, etc.). Pasada la fecha de vida útil, se reemplazarán las señales, salvo que se justifique la medición de luminiscencia y los valores no sean inferiores al 80 % de la norma UNE 23035 en su apartado 4.

Artser, además de ofrecer valores lumínicos superiores y utilizar materiales de alta calidad para la fabricación de sus señales, proporciona un asesoramiento de su departamento técnico comercial, el cual es continuamente formado para dar todas las respuestas a sus clientes. Para obtener más información y presupuestos, puedes contactar en:

Contacta con nosotros y pide presupuesto – Artser

Solicita tu presupuesto